Wednesday, November 14, 2007

La verdad de las radios, que difunden la música de los Andes


Generalmente están ocultas por el miedo...en los cerros más deprimentes y peligrosos para su acceso, los locutores se cambian de nombre por culpa de los incomprensibles llamados "autoridad" que autoridad ni nada!!!!esos que persiguen a los que hacemos que la música andina tenga un lugar en las radios, son los verdaderos delincuentes!!, NO NOS DEJAN DIFUNDIR NUESTRA PROPIA MÚSICA!!!!!!! tenemos que escuchar los huaynos y canciones andinas a ocultas? es justo que, siendo dueños de nuestra cultura nos traten de delincuentes?...mientras ritmos extranjeros se meten en las mejores emisoras, haciéndonos creer que es lo mejor para nuestros gustos....acaso el pseudo demócrata, dueño de las voluntades pagadas a sueldo, se acuerda de que somos un país andino? quién,pero quién es el culpable?....derrepente nosotros mismos, por no hacernos respetar........me acuerdo aquella mañana cuando me llevaron a una de esas humildes radios para una entrevista, un taxi blanco station wagon viejo, me esperaba mientras tomaba mi desayuno, jugo de platano con leche, me puse un buzo, gorra y gafas como para pasar desapercibido, en el taxi me esperaba una locutora de sobria voz casi temerosa y un chofer desabrido y un poco calvo, quien nos llevó a nuestro destino, aquella radio oculta entre la pobredumbre, el auto llegó con las justas al empinado cerro, allí estaba la emisora , en una casa casi abandonada,puerta de tripley y segundo piso sin techo, había una estera que hacia de cubridor, desde la ventana enmarcada en ladrillo se veía la ciudad deprimente cubierta de neblina, abajo un perro escuálido y una señora con niños casi desnudos rebolcandose en la arena, me senté en una silla de plástico y caí al suelo, eso provoco sonrisas, el cuidante humilde quillabambino de pelo lazio y los pocos equipos que ayudaban a desempeñarce como locutores, entre el micrófono y yo la anfitriona pasaba por alto las incomodidades, empezamos el programa y dí mis saludos y ella me dio la bienvenida, pusimos mis canciones y alguien afuera nos tenia alertas por si venían a desalojarnos como delincuentes...delincuentes por que?, por hacer que nuestra música se difunda?.....no duré mas de tres días en aquella rutina, todo se enturbio, por las amenazas.....antes yo hacia radio en "Radio Nacional" y me sacaron por no tener auspiciadores esa es la verdad, luego de un año de hacer radio legal me votaron por el cambio de gerencia...ese monopolio estúpido que ahora existe a convertido su programación casi en nada, también estuve en la televisión y de igual manera me votaron con discriminación y falta de respeto...piensan que la música de los andes sólo se tiene que ver y escuchar en las madrugas de los domingos, en ese horario donde todos casi dormimos, a quien le importa , son "cholos" dicen........que estúpido es el sistema!!! y por si no lo saben, a quién le interese, busque en la espectro de la FM y descubra si existe o no; radios y televisión que pase nuestra música...no lo encontrará y si encuentra alguno, de seguro que será ilegal, o ganada a esfuerzo de auspicio temporal.......el tiempo sigue su curso, la gente se come las mentiras y la injusticia no se apiada de la verdad....de seguro que llegará un día en el que sí se dé un lugar adecuado en la radio a nuestra música, mientras tanto, muchos se estarán sorteando sus vidas por prevalecer y ganarce el pan de cada día, haciendo que la gente humilde y también culta escuche nuestra música y sobre todo lo que realmente somos.....ESTO ES UNA DENUNCIA! NO ES UNA NOVELA NI POESÍA, ES LA VERDAD! Y PARA QUE LA MÚSICA ANDINA SEA RESPETADA, EL PUEBLO TIENE QUE HACER NOTAR SU PRESENCIA.....POR QUE A LOS DUEÑOS DEL PAÍS; LES IMPORTA UN COMINO! NUESTRA CULTURA REAL...Y CUANDO SE TRATA DE DIFUNDIR LA MÚSICA DE LOS ANDES, ES CUANDO MENOS LES INTERESA.....DEFIENDE TU IDENTIDAD!


atte: william luna

1 comment:

axel jacob said...

ESO ES CIERTO, RECUERDO CUANDO ESCUCHÉ POR PRIMERA VEZ una emisora q pasaban música andina, ese día solo duró unos pocos minutos.
En FM aparecieron radios efímeras como lo fueron Amaru, q luego se cambió de nombre a Bonita y así sucesivamente.
Es una pena que nuestra música esté pasando por estos baches.

Nunca se pierde la esperanza, eso es lo que se dice, yo creo que la esperanza es inutil cuando solo uno lo anhela.
Felizment ya somo varios los que alzamos vuelo d la mediocridad y la alienación y vemos en lo alto una mejor vista de nuestra cultura andina